miércoles, 4 de julio de 2012

Papel: Uso indebido. Proceso. Consecuencias Ambientales del uso indiscriminado. Consejos Útiles.

 El uso indebido del papel

El Papel está siempre presente en nuestra vida diaria. Se dice que cada ser humano consumirá 13 árboles en toda su vida por los distintos productos que necesita: el pañal del recién nacido, el papel higiénico, los cuadernos para estudiar, los blocks para dibujar, las agendas para anotar, los libros para leer, los periódicos..., en fin, muchos otros.

MINIMIZACIÓN DEL CONSUMO DE PAPEL 

Uno de los objetivos a alcanzar dentro de la política ambiental de la universidad, es reducir la cantidad de residuos de papel y cartón que generamos. Para ello, el Vicerrectorado de Infraestructuras y Ampliación del Campus, dentro de las competencias de su Secretariado de Gestión, Seguridad y Calidad Medioambiental y de su Oficina Ecocampus de Gestión Ambiental, ha desarrollado una nueva campaña de sensibilización basada en la estrategia de las tres R (Reducir, Reutilizar y Reciclar), dirigida a la minimización del consumo de papel por parte de los miembros de la comunidad universitaria.
Sin duda alguna, la mejor manera de reducir la cantidad de residuos de papel generados es disminuir su consumo. En muchas ocasiones consumimos papel de manera innecesaria sin ser conscientes de las consecuencias ambientales que ello puede tener: el proceso de fabricación de papel consume una gran cantidad de recursos no renovables como fibras vegetales, agua y energía. Si disminuimos nuestro consumo de papel, contribuiremos a reducir el consumo de estos recursos.


Desde la Oficina EcoCampus se ha trabajado en el diseño de un Decálogo de Gestión Sostenible de Papel-Cartón, donde podréis encontrar algunos consejos que os ayudarán a minimizar vuestro consumo. Siguiendo esta política de minimización, el decálogo sólo está disponible en formato electrónico y, si lo deseas, podrás descargártelo de la página web de la Oficina EcoCampus.
Para apoyar esta campaña de minimización, se han distribuido carteles informativos por diferentes puntos del campus. Estos carteles han sido impresos en papel 100% reciclado y libre de cloro que cuenta con las correspondientes etiquetas ecológicas.
Desde la Oficina EcoCampus os queremos animar a poner en práctica algunos de los consejos dados en dicho Decálogo, muchos de ellos se pueden poner en práctica fácilmente, y a incentivar la adquisición de papel reciclado en vuestro servicio/unidad. Con la colaboración de todos esperamos conseguir minimizar el consumo de papel en la Universidad de Alicante y contribuir así a un mayor cuidado del medio ambiente
.


El mal uso del papel en oficinas, comercios, hogares, industrias y, en cualquiera de los ámbitos en que es utilizado, trae aparejadas diversas consecuencias para el medio ambiente y para el futuro inmediato de nuestro planeta.Su utilización es tan habitual y corriente que casi nadie se pregunta de dónde viene, qué proceso requiere su fabricación, qué consecuencias ambientales acarrean las papeleras, cuánto líquido es necesario para hacer una hoja de papel, cuánto cloro se utiliza, etc.
Al igual que con tantas costumbres de nuestra sociedad moderna y consumista, no se toma consciencia real de los efectos y consecuencias de nuestros hábitos más cotidianos y arraigados.
Hoy quiero contarles un poco cuál es el proceso por el cual un árbol se transforma en la resuma de hojas que utilizamos a diario.
* Debemos saber que una sola hoja de papel blanco requiere 370 cm3 de agua limpia para ser producida.

Tala de arboles una de la consecuencias del consumo irresponsable del papel. 

Veamos el camino que recorre el papel desde que son talados los árboles hasta que llega a nuestros hogares y oficinas.


El papel puede provenir de tres fuentes:

1) Árboles: Los árboles de madera dura como los robles y el arce son utilizados para producir el papel que usamos para escribir, mientras que la madera blanda se utiliza para producir el papel para empaquetados, el cartón, etc.
Aproximadamente el 15 por ciento de estos árboles son plantados para ese propósito en bosques que vuelven a replantarse, o sea, en “granjas de árboles”. Lamentablemente, el resto, (75% aproximadamente), proviene de bosques que no son reforestados, sino que tan sólo se desintegran, mueren y desaparecen a escalas inimaginables.
El gran negocio del papel trae aparejada la tala ilegal e indiscriminada de bosques y selvas tropicales en todo el mundo, principalmente en Sudamérica.
2) Sobras: El material de desecho (como el aserrín) de las madereras que cortan los árboles se recolecta y se utiliza para manufacturar papel; generalmente, para fabricar cartón, papel de embalaje y productos desechables.
3) Papel reciclado: Así se le llama al papel que ya hemos utilizado y desechado y que es reprocesado.
En la actualidad el porcentaje de venta y de uso de papel reciclado a nivel mundial es mínimo.
Podemos notar que la mayoría del papel no es marrón, como el color de la madera. Eso es indicativo de uno de los procesos involucrados en la fabricación del papel –el Blanqueo– considerado uno de los procesos industriales más contaminantes que existen.

Una vez que los árboles son talados y llevados a la maderera, la madera se muele hasta quedar desmembrada en pequeños pedazos que son calentados en un tanque con agua y productos químicos para producir la ‘pulpa’, que es la masa formada por los trozos individuales de celulosa que constituye la materia base de la que está hecha el papel.

Antes de que la pulpa sea calentada y secada, se agregan a la mezcla materiales como almidón y arcilla que le otorgan brillo y resistencia al papel.
Finalmente, el papel es blanqueado utilizando Hipocloríto de Sodio, que es la sustancia que comunmente denominamos “lejía” o “lavandina” en su utilización doméstica. 

 Se suele utilizar también Peróxido de Hidrógeno, que es más seguro y menos contaminante.

Luego de todo el proceso de fabricación, los productos de papel suelen ingresar en las cuatro categorías siguientes:
a) Contenedores: Casi el 30 por ciento de todos los productos de papel está constituído por el cartón corrugado que se utiliza para los embalajes y los envíos postales.

b) Papel de escribir/imprimir: En segundo lugar se encuentra el papel que se cree es el de uso más común. Al menos en los Estados Unidos, esta aplicación constituye alrededor del 30 por ciento de todos los productos de papel.
c) Cajas: Casi el 20 por ciento de los productos de papel terminan como cajas de cartón, ya sea el cartón de la leche, del vino en tetrapack, de las cajas de zapatos, etc.
d) El 20 por ciento restante de la producción es compartido por el papel utilizado para los periódicos, las revistas, los pañuelos, las servilletas, el papel higiénico, etc.



Recomendaciones para el buen uso del papel


Todos podemos adoptar buenas prácticas sobre el uso, consumo y gestión del papel en casa y en el lugar de trabajo. A continuación se presentan algunas ideas para reducir el consumo de papel en diversos sectores:
      • Compartir revistas y periódicos.

      • Reutilizar el papel de regalo.

      • Evitar imprimir archivos digitales.

      • Usar en la cocina paños y trapos en vez de papel.

      • Reutilizar las bolsas de papel para almacenar basura de papel o cartón.


      • Evitar recibir publicidad impresa.

      • Utilizar en la medida de lo posible papel reciclado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada